Últimos videojuegos (ver todos)

Blabomb

¡El juego ideal para tus reuniones sociales! Escoge los temas más candentes y comprometidos y pon en auténticos aprietos a tus amigos. Pero ¡cuidado, porque podrían devolverte la bomba! No te quedes mudo y... ¡pásala!

Magnets

¡Magnets es pura atracción! Dos juegos completos unidos en una experiencia única, con una jugabilidad tan sencilla como dinámica y un mensaje que no te dejará indiferente. ¿Te impedirán los obstáculos avanzar? ¡Ponte a prueba!

Inlifenment (Pachinga Games, en desarrollo)

¡Aprovecha al máximo tus recursos! Cada pieza y cada segundo cuentan en este juego en el que el adversario hará lo imposible por bloquearte. ¿Hasta dónde serás capaz de llegar? ¡Construye tu partida ideal!

Krabputt! (en desarrollo)

¡Nunca has jugado a un runner tan completo! Con cuatro modos de juego, desafíos diarios y opciones de personalización, su carismático protagonista te guiará en cada partida a través de una paradisíaca alegoría. ¡Descúbrela!

Sobre el autor

¿Cómo empezar una descripción? Por el momento, si te digo que tengo 27 años, ya conoces mi edad. Es un buen primer paso. Si además te digo que me regalaron mi primera consola a los 9, ya sabes que llevo cerca de 18 como jugador. Dos terceras partes de una corta vida. Por aquel entonces, Pokémon me prometía todo "un mundo de sueños y aventuras" contenido en una pantalla tan pequeña que podía ocultarla con la palma de la mano. Para un niño que apenas había tenido contacto con la tecnología hasta entonces, debo reconocer que las expectativas se cumplieron.

No obstante, no llegué a desarrollar un interés real en lo que se escondía tras aquellos mágicos mundos hasta la universidad, cuando durante el último curso de mi carrera de Traducción estudié una asignatura enfocada a enseñar qué NO debíamos tocar bajo ningún concepto si alguna vez traducíamos contenido de un sitio web o programa que contuviera código. Así fue como NO aprendí una base mínima de programación en HTML, con la que NO creé un pequeño archivo de publicaciones en mi antiguo blog de escritura.

Tras aquello, todo ocurrió de forma bastante casual. Leyendo noticias sobre videojuegos, un día topé con algo llamado "Unity". Poco después hice un scrolling lateral en 2D siguiendo un tutorial de Internet y en ello estaba cuando una buena amiga me habló de un curso de 3D y videojuegos. A partir de ahí... bueno, creo que se puede deducir.

#DewChallenge

El arte del videojuego

Un proyecto unipersonal

Un proyecto como Dew Games, enfocado a la creación de videojuegos, necesita videojuegos para mantenerse con vida. Lógico, ¿no? Por eso he decidido poner en marcha una iniciativa: acabar septiembre con siete juegos publicados en Android. Para una sola persona supone todo un reto, ¡pero esa es la idea! Si quieres mantenerte al tanto de cómo avanza el #DewChallenge a lo largo del verano y enterarte de los próximos videojuegos que publique, no dudes en seguirme en Twitter o Facebook. Y si compartes con tus amigos ayudarás a darme algo de visibilidad y que el loco proyecto de un chaval iluso siga siéndolo durante algún tiempo más. Las ideas ya están ahí, "tan solo" falta llevarlas a cabo. Y con tu ayuda es posible. ¡Bienvenido al #DewChallenge y muchas gracias por tu apoyo!

Seriedad y entretenimiento pueden ir perfectamente de la mano. Ese es el concepto de Dew Games, un proyecto sin grandes pretensiones, pero con un firme objetivo: arriesgar con propuestas de juego alternativas que rompan con el estigma de poca seriedad que arrastra esta industria desde sus inicios y que la coloca en una posición casi de inferioridad con respecto a otros medios de ocio y cultura más arraigados, como la literatura o el cine. Y eso con la intención añadida de no perder nunca el componente de entretenimiento y diversión que subyace en la esencia misma de todo buen videojuego. Dew Games puede considerarse, pues, como una humilde contribución a esa tendencia cada vez más extendida de tratar al videojuego como lo que realmente es (o debería ser): un arte.

Dew Games es el proyecto de una persona cuya mayor afición es la creación en cualquiera de sus facetas. La que más he desarrollado hasta ahora es la escritura (gusanillo que me entró tras leer en la adolescencia El Señor de los Anillos), pero con los videojuegos he descubierto algo que ni la escritura ni ningún otro medio artístico es capaz de ofrecer: la posibilidad de expresarse dando vida a aquello que se crea. Para alguien que es amante de las metáforas y las alegorías, resulta en cierto modo sorprendente que un medio con tantísimas posibilidades como los videojuegos no se haya empleado, salvo excepciones, para intentar transmitir conceptos o ideas de un modo distinto. Esa motivación fue lo que me llevó a embarcarme en este (loco, dicen) proyecto de Dew Games.